9.7.12

El milagroso laburo del actor

"Nos hemos olvidado lo difícil, lo milagroso que es el laburo del actor. Un tipo que durante una hora y media está parado en un escenario representando a otro, diciendo una letra en un ritmo, enganchando con otro, sosteniendo un personaje; manejando una serie de técnicas en relación a toda la comunicación.
Claro, como uno nacio y los actores estaban, uno cree que esto es fácil. El trabajo del actor en el teatro es endemoniadamente difícil. No se nota porque hace dos mil cuatrocientos años que lo venimos aprendiendo y lo sabe hacer. Si por una generación desaparecieran los actores de teatro y a la siguiente hubiera que reproducirlo sería extraordinariamente difícil y el público lo vería como un atractivo circense: "¡Cómo una hora y media y se sabe la letra! Y todo lo que hace yo lo estoy viendo y el tipo efectivamente no se confunde nunca y sigue y composición física está ahí."
¡Es milagroso! ¿Vos sabés el esfuerzo que es para el actor esos cuatro o tipos que están ahí arriba que entran, salen se cruzan, tienen una música: Es belleza y a la vez es emoción. Cuando lográs tomar conciencia de eso y eso te lo hace tomar conciencia las grandes actuaciones, esas actuaciones que no se burocratizan, que se renuevan en cada función, pues ahí es donde el espectador puede disfrutarlo mucho." - Mauricio Kartún

Avner the Eccentric





El número de las servilletas