12.4.17

El porque del entrenamiento

Dicen los grandes, que en el teatro hay principios y leyes.

Los principios son elementos en común que comparten diferentes actores y bailarines a lo largo y ancho del mundo. En su momento fueron grandes misterios, que hoy están develados gracias a los investigadores como Stanislavsky, Grotowsky, Barba, Decroux, Lecoq, y tantos otros.

Estos principios están en el cuerpo y su utilización. No es cualquier uso sino que es un uso en pos de la comunicación con otro.

El entrenamiento busca descubrir y apropiarse de esos principios y por sobre todo la comunicación conmigo, mi propio ser. El entrenamiento nos acerca a un estado de atensión (y no concentración) y a tener un cuerpo disponible no sólo para accionar sino para reaccionar, que es un término más apropiado ya que el actor reacciona todo el tiempo!
Reacciona a un texto, reacciona a música, a un compañero, en fin a diversos estímulos.

Por otro lado las leyes son en parte de la escena por ejemplo la velocidad de la comedia, la respiración de la tragedia, la geometría del espacio y como esto afecta lo que se muestra, etc.. Muchas veces cuando no nos sale una escena es porque estamos olvidado alguna de estas leyes, que como son tantas y tan complejas tendemos a olvidarlas, pero también están ocultas bajo un halo de misterio que el entrenamiento invita a quitar.